Loading...

No tiene artículos en su carrito de compras.

Pack

Imprimir PDF

Café Brasil con granoderma.

La Ganoderma Lucidum o Reishi, llamado el hongo de la inmortalidad, es un hongo originario de Asia muy apreciado por la medicina tradicional y la farmacopea china que ayuda a fortalecer el organismo.

Precio Habitual: € 11,97

Special Price € 10,77

Disponibilidad: En existencias

RF. 79516
 

Detalles

El café es originario de Etiopía y más concretamente de Kaffa. Cuenta la leyenda que haya por el s. VII un pastor llamado Kaldi observó una extraña reacción en su rebaño de cabras al comer los frutos y hojas de una planta hasta entonces desconocida para él. Ante esa reacción, decidió recoger las hojas y los frutos de esa plantay prepararse una infusión, cuyo sabor le desagradó tanto que opto por arrojar el resto de los frutos al fuego. Su sorpresa fue mayúscula al percibir un aroma especialmente atractivo que le indujo a prepararse una nueva infusión, aunque en esta ocasión con los frutos ya tostados. Tras beber la infusión, le llevó a informar al Prior del Monasterio Chehodet quien descubrió que con las semillas de estas plantas,una vez ya tostadas y trituradas, se obtenía una agradable bebida que le ayudaba en las largas noches de vigilia. Mas adelante, el CAFETO (que así se llamaba el árbol que produce el café, fue llevado a Arabia convirtiéndose en una de las bebidas más populares entre los peregrinos, que se dirigían a la Meca. Del contienente africano el CAFETO se extenió hacia América Central y del Sur. Hasta el s. XII no se tienen datos de la existencia del café como bebida en Europa. Las primeras referencias sobre la llegada del árbol CAFETO a América datan del s. XVIII. Posteriormente, los portugueses introdujeron el cafeto en Brasil, más tarde los ingleses hicieron lo propio en Jamaica y Cuba, y los españoles en Colombia. La Ganoderma Lucidum o Reishi, llamado el hongo de la inmortalidad, es un hongo originario de Asia muy apreciado por la medicina tradicional y la farmacopea china que ayuda a fortalecer el organismo.